Motivos para elegir la radiofrecuencia para el neuroma de morton en lugar de la cirugía abierta

Durante años el neuroma de Morton, tumoración benigna en el nervio plantar digital, normalmente en el tercer espacio intermetatarsal, siempre se ha considerado una patología quirúrgica, al ser pobre en resultados el tratamiento ortopédico en forma de plantillas ortopédicas personalizadas. Los tratamientos conservadores, como las infiltraciones intraneuroma han tenido resultados malos, al hacerlas sin guía ecográfica no es tan sencillo, incluso para el clínico experto acertar justo dentro de la lesión. Lo mismo con las infiltraciones de alcohol. Estos resultados mejoran de forma exponencial al usar guía ecográfica y administrar los productos farmacéuticos con precisión milimétrica.

Con respecto a la cirugía abierta, que yo he practicado y aún hago en pacientes seleccionados, debemos explicar a los pacientes que el nervio digital es seccionado, generando falta de sensibilidad en el espacio interdigital, lo que para algunos sujetos es incómodo. Así mismo, un nervio cuando se secciona siempre “intenta” reparar el daño que ha sufrido, generando pequeñas terminaciones nerviosas que hacen que, también, en un porcentaje de pacientes, variable según la literatura y el clínico al que se pregunte, pero rondando el 50% de los pacientes operados, persiste el dolor después de la intervención.

Cirugía abierta de un neuroma de Morton, con isquemia, sutura y recuperación lenta de la intervención

Todo esto cambia con la cirugía ecoguiada y la radiofrecuencia ecoguiada: la radiofrecuencia es capaz de quitar el dolor del nervio, sin generar apenas sensación de adormecimiento en el espacio interdigital. Además, se puede aplicar en la bursa intermetatarsal, fuente de dolor. Con la guía de la sonda de ecografía la precisión es milimétrica, no se dan puntos y el resultado suele ser excelente. En casos señalados, mediante la cirugía ecoguiada, simplemente introduciendo un instrumento de 2 mm. de grosor se secciona el ligamento intermetatarsal, en ocasiones dando un punto de sutura, y en otras muchas ninguno.

Tratamiento ecoguiado por radiofrecuencia: apoyo inmediato, no baja laboral, no puntos y actividad normal tras la intervención.

Por esto, la radiofrecuencia para el neuroma de Morton tiene las siguientes ventajas con respecto a la cirugía abierta:

  1. Mínimo daño en el tejido sano.
  2. Mínimos efectos adversos.
  3. Mínima sensación de parestesia.
  4. En el caso de que falle, se puede repetir sin grandes secuelas ni complicadas recuperaciones para el paciente.
  5. Satisfacción en torno al 100% con la técnica.

Por esto, hoy en día la radiofrecuencia ecoguiada del nervio interdigital afectado por el neuroma de Morton es el tratamiento estrella para esta incómoda enfermedad.

Publicado por Rubén Montes Salas

Podólogo especialista en dolor de talón y tratamiento ecoguiados del pie