Cirugía ecoguiada del tendón de aquiles

La tendinopatía del tendón de aquiles es una patología que en ocasiones se cronifica limitando en gran medida la vida deportiva y activa de los pacientes. Las técnicas ecoguiadas permiten una rápida recuperación y vuelta a la normalidad.

Cirugía ecoguiada tendón de aquiles
Parte del equipo de VITRUVIO, justo al finalizar una cirugía ecoguiada de tendón de aquiles

Los motivos de la cronificación pueden ser: un acortamiento de la musculatura gastrocsolea o posterior de la pierna, una excesiva anormalidad en el tendón, vasos sanguíneos que penetran en el tendón y perpetuan la enfermedad y una excesiva rigidez del paratendón que irrite mucho el tendón. Así mismo, el músculo plantaris, que está íntimamente relacionado con el tendón de aquiles es fuente de problemas frecuentes en la zona, siendo sometido a resección parcial o total de sus fibras durante la cirugía.

Pacientes candidatos

Pacientes que sufren tendinitis o tendinopatía de larga evolución, que es resistente al tratamiento convencional.

Técnica

Bajo anestesia local y la guía continua de un ecógrafo de alta resolución, se trata el tendón de aquiles alargando sus fibras, destruyendo la fibras deterioradas con precisión milimétrica mediante la coblación, solucionando la tensión excesiva del peritendón, solucionando la relación del tendón de músculo plantaris con el tendón de aquiles o bien destruyendo la neovascularización que penetra en él. En ocasiones se realizan todos los gestos de forma simultánea, o más de uno.

Recuperación

El paciente sale caminando de la consulta o quirófano y no se da ningún punto de sutura. La reincorporación al trabajo es progresiva, según la actividad profesional de cada uno, pero en muchos casos no precisa baja laboral. En algunos casos el paciente precisa el uso de una bota especial durante un periodo concreto.